lunes, 31 de marzo de 2014

Premios para os traballos da Aulas Tecnópole en KiiCS-I


Os tres traballos presentados obtiveron galardón nos premios KiiCS! Alba Fernández, coa súa Cadeira Ergonómica, quedou en primeiro lugar. Xabier García foi segundo premio co seu videoxogo personalizado. David Alonso e o seu detector de infraccións en baloncesto recibiu un terceiro premio!
Noraboa!!




Deixámosvos o enlace coa acta do xurado! Bo comezo de semana, va que si?

 http://prensa.mc2coruna.org/2014/03/los-premios-kiics-de-arte-ciencia-y.html

martes, 25 de marzo de 2014

Traballos dos alumnos e alumnas das Aulas na final dos KiiCS!


Tres dos cinco finalistas dos Premios KiiCs de Arte, Ciencia e Tecnoloxía 2014 son das Aulas Tecnópole! Estes son:

§  Creando un videoxogo personalizado:
Con este proxecto propoño adentrarme nos mundos virtuais e no máis profundo da imaxinación para sacar de alí os mundos cos que todos soñamos algunha vez e contestar a esta pregunta:

¿Será posible elaborar un videoxogo partindo dende cero, cuns coñecementos básicos de programación nunha linguaxe chamada Processing e cun orzamento de 0€? Y aínda máis, ¿poderase crear unha ferramenta ou algún sistema para que calquera poida personalizalo e xogar co seu propio personaxe?
§  Deseño dun sistema de detección de infraccións:
Dende hai algúns anos estanse utilizando timidamente en baloncesto as novas tecnoloxías na arbitraxe. Así, na liga americana, a NBA, cando se produce unha xogada moi polémica recórrese ao vídeo e párase o xogo. Aínda que este recurso se emprega moi raramente para evitar un exceso de interrupcións no partido.
Pensamos que é posible deseñar un sistema de deteción de limitacións dun campo de Baloncesto mediante LEGO MINDSTORMS para detectar unha infracción contra o artigo Art.23 das Regras oficiais FIBA.
§  Estudo da ergonomía da espalda:
Na actualidade oito de cada dez españois padecen algún tipo de dor de espalda nalgún momento da súa vida. Estas afeccións causan unha de cada cinco baixas laborais no noso país. As dores de espalda non están reservadas aos traballadores adultos; os fisioterapeutas están preocupados pola alta incidencia de dores de espalda en escolares debido á sobrecarga das súas mochilas.
Por este motivo propuxemos crear un tipo de respaldo intelixente que poida avisar ao usuario mediante un sinal luminoso se a súa postura é correcta ou non. Para a súa construción desenvolveuse un circuíto eléctrico e tívose en conta a curvatura media ou normal da rexión lumbar da espalda.

XV Exporecerca Jove de Barcelona

Xa está aquí unha nova edición da Exporecerca Jove de Barcelona 2014 e as Aulas Tecnópole teñen unha nutrida presenza con traballos de moita calidade! Iremos dando máis información, de momento, deixámosvos os títulos dos traballos que son moi moi suxestivos!

Sistema antirrobo para mochilas mediante tecnología rfid, de Pablo Fortes González, Manuel González Domínguez, Óscar Paramo Telle e Alejandro González Rodríguez-Campos.

Diseño de un sistema automatizado de lanzamiento de esferas de chocolate para el estudio del tiro parabólico en el aula.

Prevención de los efectos de la lluvia ácida con metales de sacrificio y diseño de un sistema de detección, de Queila Bouza, Miguel Gómez e Jorge Cordero.

Estudio de la ergonomía de la espalda al sentarse y diseño de sistema de detección de malas posturas, de Alba.

Diseño y construcción de células fotovoltaicas con materiales caseros y estudio de la relación entre las dimensiones de sus diferentes componentes para obtener el máximo rendimiento, de Saúl Cid.

Que a sorte vos acompañe a todos e a todas!



martes, 18 de marzo de 2014

Xabróns preventivos, por Uxía Fernández

El pH del cuerpo es una medida de alcalinidad y acidez en nuestro sistema que significa potencial de hidrógeno y está relacionado con la cantidad de oxígeno disponible en el organismo. El pH ideal para una persona está entre 7 y 7,4.
Conocer el pH es muy importante, en primer lugar, porque la mayoría de enfermedades como las cardíacas, las neurológicas, las alergias e incluso el cáncer han sido relacionados con un pH ácido, menor que 7, como muestra el estudio del Dr. Otto Warburg. Por otra parte, la dieta occidental es generadora de ácido, lo que hace que nuestros cuerpos sean mucho más susceptibles a las enfermedades.
Cuando las células y los tejidos son alcalinos, por encima de pH 7, las células enfermas tienen dificultades para sobrevivir debido a la alta cantidad de oxígeno presente. Un tejido alcalino tiene 20 veces más oxígeno que uno ácido, lo cual impide el crecimiento de microorganismos patógenos como virus, bacterias u hongos en nuevas células.
¿Es posible diseñar un sistema casero de diagnóstico de enfermedades que se manifiesten por las variaciones del pH de la orina (alcalinidad y acidez) mediante jabones con indicadores de pH incorporados en colgadores de inodoro?
Los indicadores de pH varían reversiblemente de color en función del pH del medio en el que están disueltos. En este caso, al formar parte de un jabón previamente preparado, podrían apreciarse virajes de color el entrar en contacto con la descarga de agua de la cisterna y orina con un pH anormal.
Además, se pretende demostrar también su eficacia en pañales de bebés y de adultos  para que el test pueda ser realizado a todas las edades.
En nuestro proyecto elaboramos un jabón casero mediante la saponificación con agua, aceite y sosa cáustica, al que se le añadió indicador de pH púrpura de bromocresol.
Después se instaló en un cargador de WC y se ubicó en un inodoro para que, al entrar en contacto con la orina, pudiese medirse su pH y detectar posibles valores anormales. Del mismo modo, se impregnaron con púrpura de bromocresol tiras de papel de filtro y se incorporaron a pañales de bebes, adultos y productos de higiene femenina.
Una vez preparado el dispositivo del WC y los pañales se pusieron en contacto con dos soluciones acuosas ligeramente acidificadas con cloruro de hidrógeno, pH = 6 y pH = 5, y una disolución alcalina de pH = 8 para verificar el viraje de color. El púrpura de bromocresol toma un color violeta cuando el pH es superior a 6,8 y amarillo por debajo de 5,2. 
Tanto el agua del inodoro como los pañales adquirían un color amarillo al entrar en contacto con la disolución de pH 5. Con la disolución de pH = 8 se manifestaba una coloración violeta. Por el contrario con la disolución de pH = 6 permanecía incolora.
El valor normal de pH de la orina en una persona sana es de 6. Un valor de pH alto (superior a 8) indica una posible infección bacteriana de las vías urinarias. Mediante estos sencillos sistemas se podría detectar una posible afección de una manera rápida. Cualquiera de los prototipos descritos en este trabajo adopta una coloración violeta que sembraría la sospecha de una posible patología.
Por el contrario, valores de pH por debajo de 5 colorean de amarillo estos dispositivos, indicando valores anormales y por consiguiente poniéndonos sobre la pista de un posible malestar a pesar de ser asintomático. De todo esto se extrae que un cambio en los valores de pH de la orina puede indicar una posible enfermedad y que mediante sencillos sistemas en los hogares se puede detectar de forma precoz.
La dieta también influye sobre el pH de la orina, el cual suele aumentar después de las comidas. La carne y el ayuno pueden provocar valores de pH bajos sin causas patológicas asociadas.
Es cierto que la dieta también tiene influencia sobre el valor del pH. El pH de la orina suele aumentar ligeramente después de las comidas, especialmente con la nutrición vegetariana. Los trastornos metabólicos también provocar valores de pH de la orina anormalmente altos. Por el contrario los alimentos donde predomina la carne, en el ayuno y por la noche arrojan pH bajos que raras veces tiene causas patológicas, pero puede ser un síntoma de gota.

O marabilloso mundo dos aditivos alimentarios, por Alba Fernández

En la actualidad, nuestra dieta diaria está regida por el uso de la química alimentaria centrada en los conservantes y los colorantes. Me interesé por la composición de nuestros alimentos y descubrí componentes que desconocía totalmente, posteriormente busqué información en Internet e incluso encontré enfermedades derivadas de su consumo masivo. A raíz de estos hechos me dispuse a intentar determinar si sus propiedades son realmente tan positivas como parecen y si se podrían cambiar por otros de origen natural o con facultades similares.
Por ejemplo, algunos conservantes dañinos para la salud son los E-210 y E-233, que causan síntomas leves; como dolores de cabeza o náuseas. Los de código con números del 249 al 252 contienen nitrito de sodio y nitrato de potasio, sustancias con indicios de ser cancerígenas. Todos ellos están relacionados con las leyes de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y en la actualidad se consumen ordinariamente.
Actualmente la ley BOE del 22-1l-96 recoge 43 colorantes autorizados y sus códigos van del número E-100 al E-180, numerosas fuentes mencionan como particularmente desaconsejables los que forman parte del grupo de los azoicos. Gran parte de las fuentes que se han consultado apuntan que los colorantes alimentarios son un aditivo inútil. Su función es sicológica, manipular la mente del futuro consumidor para que el alimento le resulte mucho más atractivo y  apetecible.
Los dos principales objetivos de la investigación fueron: descubrir y demostrar cuál o cuáles son los conservantes naturales que tienen una mayor eficacia, y encontrar alguna opción más natural para alguno de los colorantes supuestamente dañinos. Para lograr mis objetivos realicé varias experiencias:
  • Para encontrar el conservante natural más eficaz se desarrollaron dos tipos de bases de cultivo diferentes y se les añadió diferentes ingredientes que tradicionalmente funcionan como conservantes naturales. Posteriormente se tomaron fotografías y se realizó un seguimiento durante tres semanas.
  • Las prácticas sobre los colorantes se centraron en generar una alternativa para el E-120 y el E-122, ambos productos de color rojo conseguidos a partir de la síntesis con metales de un jugo obtenido de las cochinillas de la humedad. Estas consistieron en crear un alimento con extracto de remolacha, de aspecto igual al del colorante, y otro con el E-122 .Se hicieron dos bizcochos y posteriormente se realizó una encuesta a varias personas preguntando sobre cuál preferían y si se advertían los cambios.
En las prácticas con conservantes se advierte que el conservante tradicional más válido como posible alternativa a los sintéticos sería la canela, la que como único inconveniente tiene su característico sabor. Aunque como desventaja los conservantes químicos no son comparables a ninguno natural por su excelente eficacia. De la práctica con los colorantes podemos constatar que más de la mitad de los encuestados prefirieron el bizcocho natural.